Nosotros

11392954_10204621664117186_6653998950606
¿QUIÉNES SOMOS?
Somos un grupo de hombres y mujeres, niños y niñas que han formado y constituyen una congregación tal como las descritas en el Nuevo Testamento.
Somos simplemente Cristianos (Hechos 11:26, 26:28, 1 Pedro 4:15-16), seguidores de Cristo, y conformamos una iglesia que es "de Cristo" (Romanos 16:16). No usamos ni aceptamos ninguna designación que no sea encontrada en las escrituras, y no nos adherimos a ningún credo hecho por hombres falibles. Cristo en nuestro único credo, la Biblia nuestra única guía.
Luchamos por ser una iglesia de acuerdo al modelo encontrado en el Nuevo Testamento - en cómo convertirnos en Cristianos y como vivir como Cristianos, en lo que enseñamos, en el trabajo que hacemos como la iglesia, en la manera que estamos organizados.

Tratamos de hablar donde la Biblia habla y guardar silencio donde la Biblia guarda silencio (1 Pedro 4:11), hacer cosas bíblicas de acuerdo a la Biblia y llamar cosas bíblicas con nombres bíblicos. Estamos interesados en honrar a Dios, en seguir a Cristo, y en aprender, hacer y enseñar la Palabra de Dios.
Somos sus vecinos, sus compañeros de trabajo, sus compañeros de estudio. Somos gente salva de nuestros pecados que están interesadas en la salvación de otros. Queremos que el cielo sea nuestra eterna casa al igual que la suya.
POR FAVOR VENGA Y ADORE CON NOSOTROS
Cuando visite nuestras asambleas, usted será recibido como amigo, con amabilidad y cortesía. Creemos que esta es la actitud natural de aquellos que en verdad aman a Dios y a la humanidad. Aunque al principio usted esté entre desconocidos, esperamos que usted llegue a conocernos y cuente con nosotros como sus amigos.
La lucha interior del cristiano.
Todo Cristiano tiene una lucha diaria, entre obedecer a DIOS, o desobedecerlo, claro que si fuera por uno mismo, sin la ayuda del Espíritu Santo; nuestra decisión sería desobedecerlo, pero el Espíritu Santo nos ayuda a poder vencer en esta lucha diaria; entre la carne y el Espíritu. Cor. 2:14. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
predicandobenedicto2_edited.jpg
10906374_10203654722904260_5343109667248929156_n.jpg
Asegurado nuestra Salvacion

2 Pedro 1:10-11

10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

¿Este pasaje exhorta a los creyentes profesantes a probar que ellos son verdaderos creyentes, o exhorta a los verdaderos creyentes a demostrar la fe que ellos tienen? En la primera pregunta lo que está en riesgo es la salvación eterna; en la segunda lo que está en riesgo son las recompensas eternas. Observaciones cuidadosas pueden responder esta pregunta.