Bienvenido

Nos complace tener su visita a este sitio web, donde nos esforzamos por compartir enseñanzas bíblicas mientras usted está buscando a Jesús.

A MANERA DE INTRODUCCION.

Mucha gente lo piensa dos veces antes de visitar una iglesia a menos que sepan cómo va a ser cuando vayan. A lo mejor, podemos ayudarle a conocer que esperar cuando nos visite..

NO, NO SOMOS OTRA DENOMINACION MAS.

Tampoco somos ínter-denominacionales. Es nuestro sincero anhelo el ser no-denominacional, usar ningún otro nombre más que el de Cristo, y el ser conocidos simplemente como Cristianos, miembros del cuerpo de Cristo. (Hechos 11:26, Efesios 1:22-23). Colectivamente nos referimos a nosotros mismos como la iglesia de Cristo, la iglesia del Señor, o por alguna otra descripción bíblica para identificarnos como la gente salva perteneciente a Cristo (Efesios 5:23).

LUCHAMOS POR SER LA MISMA IGLESIA DESCRITA EN EL NUEVO TESTAMENTO.

Es nuestro propósito el ser identificados con los Cristianos del primer siglo. Creemos que esto es posible para todos los que aprenden, creen y son guiados por la clara enseñanza de la palabra de Dios. Cuando Jesús declaro que palabra es la "semilla" del reino (Lucas 8:11), Él estaba enfatizando un hecho conocido de la naturaleza, que tipos específicos de semilla, cuando son plantados, siempre producirán su misma clase. Por ejemplo, trigo producirá trigo. De la misma manera la palabra de Dios, cuando plantada en el corazón de gente honesta, y obedecida, producirá Cristianos tal como lo hizo en el primer siglo - nada mas, nada menos.

 

NO TENEMOS UNA CABEZA (LIDER) HUMANA.

No hay un hombre, o grupo de hombres, que legislan por la iglesia. No tenemos a nadie que rendirle cuentas más que a Cristo. Él es la cabeza de la iglesia (Colosenses 1:18) por lo cual no deja ningún espacio para una cabeza humana. De la misma manera que fue en el primer siglo, también no tenemos una organización intercongregacional, sino congregaciones independientes en diferentes localidades con Cristo como Señor y Maestro. De acuerdo con la autoridad de Cristo, cuando una congregación madura al punto donde hombres cumplen con las calificaciones, obispos (también llamados ancianos o pastores) son establecidos para supervisar el bienestar espiritual de la congregación. Tales hombres son establecidos únicamente cuando cumplen todas las calificaciones enlistadas por Pablo en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-9. Ellos tienen la responsabilidad de "apacentad la grey" con la comida espiritual encontrada en las escrituras, y siendo ejemplos para otros (1 Pedro 5:1-3). Nuestros predicadores no son "pastores" (a menos que cumplan con las calificaciones y son designados) sino simplemente enseñan el evangelio.

 

LA BIBLIA ES NUESTRO UNICO LIBRO DE REGLAS.

Por lo tanto, no tenemos ningún libro o credo escrito por hombres para seguir. Somos gobernados en fe y conducta solamente por la Biblia. Mientras reconocemos los principios guiados por el Antiguo Testamento, seguimos los reglamentos y modelos del Nuevo Testamento (Hebreos 1:1-2, 1 Pedro 4:11). Aceptamos que la Biblia es verbalmente inspirada e infalible en su contenido (2 Pedro 1:20-21, 1 Corintios 2:11-13). Por lo tanto, cuando la Biblia habla sobre algún asunto en particular, su pronunciamiento es aceptado como final. Por su propio testimonio, nadie puede alterar sin consecuencias una sola palabra de ella (Deuteronomio 4:2, Proverbios 30:6, Apocalipsis 22:18-19).

 

NUESTRA SUPLICA POR UNIDAD.

Suplicamos por la unidad de todos los que obedientemente responden a la doctrina y mandamientos dados en el Nuevo Testamento. Tal esta en armonía con la oración de Jesús y las suplicas de los apóstoles (Juan 17:20-21, 1 Corintios 1:10, Efesios 4:1-6). Consideramos tal unidad posible, o Jesús no hubiera orado por ella. Como la división siempre a sido el resultado de alejarse del modelo de Dios, creemos que la división puede ser sanada al regresar a la verdad revelada en la palabra del Señor. Por esto suplicamos.

 

QUE SUCEDE EN NUESTRAS ASAMBLEAS.

Los procedimientos de nuestras asambleas de adoración son simples, espirituales y en orden, recordando siempre las palabras de Jesús, que dijo, "verdaderos adoradores adoraran al Padre en espíritu y en verdad" (Juan 4:23-24). Ausente esta el emocionalismo frenético tan común en las iglesias hoy en día. Cada elemento de adoración encuentra su origen en los mandamientos y ejemplos que encontramos en el Nuevo Testamento.

 

CANTAR.

La congregación total se reúne en cantar cantos evangelísticos. No hay coros o grupos especiales, simplemente canta toda la congregación. Como no encontramos evidencia en el Nuevo Testamento que la iglesia del primer siglo usara instrumentos mecánicos para acompañar su cantar, nosotros no lo usamos en nuestra alabanza (Efesios 5:19, Colosenses 3:16).

 

ORACION.

La congregación es dirigida en oración por uno de los varones en la asamblea. Oramos, no solo para adorar y agradecerle a Dios, pero también para pedir por nuestras necesidades y las necesidades de otros (1 Timoteo 2:1-4).

 

PREDICACION.

Las lecciones y los sermones están diseñados para enseñar la palabra de Dios y alentar a aquellos que escuchan. Se ha convertido en cosa muy popular para predicadores ser sensacionalistas al discutir temas no relacionados con la Biblia, y hasta darse a sí mismos dichos de poderes milagrosos. Nosotros no somos sensacionalistas - solamente predicamos y enseñamos la simple doctrina bíblica.

 

LA CENA DEL SEÑOR.

Al igual que la iglesia que existía cuando el Nuevo Testamento fue escrito, nosotros tomamos de la cena del Señor cada primer día de la semana (Hechos 20:7). La cena consiste de pan sin levadura y fruto de la vid como memorial del cuerpo y sangre de Jesús (1 Corintios 11:20-26).

 

OFRENDANDO COMO HAYAMOS PROSPERADO.

No levantamos colección cada vez que nos reunimos, solamente el primer día de la semana (1 Corintios 16:1-2). Si usted asistiera a uno de nuestros servicios del Domingo cuando se toma la colección, no esperamos que usted ofrende. Esta es la responsabilidad de nuestros miembros, no de nuestros invitados.

 

¿QUIÉNES SOMOS?

Somos un grupo de hombres y mujeres, niños y niñas que han formado y constituyen una congregación tal como las descritas en el Nuevo Testamento.

 

Somos simplemente Cristianos (Hechos 11:26, 26:28, 1 Pedro 4:15-16), seguidores de Cristo, y conformamos una iglesia que es "de Cristo" (Romanos 16:16). No usamos ni aceptamos ninguna designación que no sea encontrada en las escrituras, y no nos adherimos a ningún credo hecho por hombres falibles. Cristo en nuestro único credo, la Biblia nuestra única guía.

 

Luchamos por ser una iglesia de acuerdo al modelo encontrado en el Nuevo Testamento - en cómo convertirnos en Cristianos y como vivir como Cristianos, en lo que enseñamos, en el trabajo que hacemos como la iglesia, en la manera que estamos organizados.

 

Tratamos de hablar donde la Biblia habla y guardar silencio donde la Biblia guarda silencio (1 Pedro 4:11), hacer cosas bíblicas de acuerdo a la Biblia y llamar cosas bíblicas con nombres bíblicos. Estamos interesados en honrar a Dios, en seguir a Cristo, y en aprender, hacer y enseñar la Palabra de Dios.

 

Somos sus vecinos, sus compañeros de trabajo, sus compañeros de estudio. Somos gente salva de nuestros pecados que están interesadas en la salvación de otros. Queremos que el cielo sea nuestra eterna casa al igual que la suya.

 

POR FAVOR VENGA Y ADORE CON NOSOTROS.

Cuando visite nuestras asambleas, usted será recibido como amigo, con amabilidad y cortesía. Creemos que esta es la actitud natural de aquellos que en verdad aman a Dios y a la humanidad. Aunque al principio usted esté entre desconocidos, esperamos que usted llegue a conocernos y cuente con nosotros como sus amigos.

 

Mujer con la biblia
Lecciones de la Biblia
Biblia